¿Qué es un TPV Virtual? Pasos para solicitarlo a tu banco

¿Qué es un TPV Virtual?

Un TPV (Terminal de Punto de Venta) Virtual es un sistema de pago que permite a tus clientes pagar con una tarjeta de forma online. Las ventajas que presenta un TPV Virtual es que facilita en gran manera el pago, además de hacerlo más seguro. Además de estas ventajas, saldrás ganando en el sentido de que al ser un pago con tarjeta, el riesgo de impago es menor.

Cuando hablamos de un TPV Virtual, existen dos tipos de cargos a tener en cuenta:

  • Cobro por instalación: En algunas entidades es gratuito, al igual que en otras puede ascender a 100€.
  • Cobro por mantenimiento: Esta es una comisión que debes pagar al banco mensualmente. Este cobro consta de una parte variable, como % sobre el precio de la transacción, y una parte fija, que ronda los 0’3€.

Por tanto, resulta importante elegir el banco correcto, ya que tendrás que abrir una cuenta en él para iniciar el proceso de adquirir el TPV. Los bancos no harán transferencias a bancos terceros con este concepto.

Cómo solicitar un TPV

Para adquirir el TPV Virtual, tendrás que ir al banco en el que tengas la cuenta donde quieras ingresar el dinero de tu ecommerce. Seguramente te pidan ciertos textos legales:

  1. Aviso legal: Estos datos servirán para identificarte a ti o a tu empresa. Por este motivo, es necesario que se muestren también en tu página web. Los datos que debe contener un Aviso legal son:
  • Persona física: NIF, nombre, dirección, teléfono y email
  • Persona jurídica: CIF, nombre, dirección, teléfono y email
  1. Políticas Comerciales: En este campo se incluyen las políticas que tendrá la empresa con respecto a los contenidos de la web, enlaces, fallos técnicos y demás cuestiones que puedan darse. Aquí también se incluye la política de privacidad con respecto a los datos facilitados por el cliente.
  2. Condiciones generales: Al tratarse de un comercio electrónico, se deben de dejar claro ciertos aspectos de las operaciones, como: Política de Envío, Política de devoluciones, Formas de pagos, Garantía y Precio.

Es importante que estos textos estén visibles para el cliente en tu página web y que sea fácil dar con ellos. Una vez tienes estos textos en regla, puedes pedir el TPV a tu banco.

Tras una serie de preguntas como: ¿Qué se comercia en tu web? o ¿Para qué es el TPV?, si todo marcha correctamente, te concederán el TPV y los códigos necesarios para montar tu web.

Entre estos códigos se encuentran:

  • FUC Comercio
  • Clave secreta
  • Terminal

Y también se encuentran unos códigos que simulan una operación exitosa(URL_OK) y una fallida(URL_KO). Estos precisamente son de prueba, tu banco te notificará si lo son.

  • ¡Reenvía todos los emails a tu desarrollador para que se comunique con el banco y finalice todos los procesos de aprobación y pruebas de pago!

Existen diferentes plataformas de pago virtual, una de las mejores es Redsys. Te dejo este enlace para configurar Redsys en WooCommerce.

¡Sé el primero en valorar este artículo!